Se vende infelicidad

     Infelicidad como forma de vida, ¿acaso se puede evitar?

     Nos venden lo contrario mientras suavemente nos atornillan, no la tristeza, pero sí la no felicidad.

     Y, ¿quién les culpa? ¿Quién es feliz? ¿Quién tiene a su lado al verdadero amor? ¿Quién tiene el trabajo que desea? ¿Quién tiene la familia que quería? ¿Quién vive donde soñaba?…

     Que alguien me diga que es feliz de verdad, que no le falta nada o le sobra algo.

     Nos venden por un lado, a golpe capitalista que la felicidad es posible, nos la venden a base de “¡gasta!”. Pero, por otro lado nos taladran en la sien que lo que queremos no puede ser, nos lo van introduciendo poco a poco a base de películas que nos dicen que luchemos por lo que queremos, pero que cuando lo tengamos no será lo que queríamos; o que por mucho que desees algo eso no será lo correcto y tendrás que dejarlo atrás… A base de canciones que te hablan del amor prohibido o del imposible, de lo mucho que se quiere a alguien que jamás tendrás, de lo infeliz que serás el resto de tu vida. A base de novelas y a base de todo lo que una persona puede expresar desde su interior.

     Pero…, y, ¿quién les culpa a los directores, guionistas, actores, cantautores, compositores, escritores…? ¿Quién les culpa si sólo expresan lo que nosotros no queremos reconocer?

     Tu vida no es como querías que fuera, pero te conformas con decirte que no siempre se tiene lo que se quiere, que no estás tan mal, que la felicidad se sirve en vaso de chupito…

     Dime, ¿acaso se puede evitar la infelicidad en la que vivimos? Dime, ¿dejas a tu esposo, al padre de tus hijos porque te has enamorado de otro, vives el egoísmo de la felicidad a costa de tus hijos? Dime, ¿te alejas de tu familia que te quiere y te necesita para irte a otro lugar? Dime, ¿dejas un trabajo seguro y que te da de comer por el que siempre soñaste y nunca lo creíste factible para poder vivir de él? Dime…, dime, ¿dónde está la felicidad? Dime, ¿cómo callas a tus sueños, a tus anhelos? Dime, ¿cómo olvidas al amor y te acuestas cada noche con un me conformo? Y dime, ¿cómo consigues saber todo eso que te podría hacer feliz? Dime…

     Por si a alguien le interesa vendo kit de infelicidad, alma atada, sueños frustrados y rendidos, y amor no correspondido. Se lo dejo barato a quien sea capaz de llevarse el kit completo y prometa repararlo. Pero para ello necesitará de mucha fuerza, esa que me falta a mí y por lo que lo vendo.

     Y por si alguien se lo pregunta no busco comprar ninguna felicidad, eso se lo dejo a quien aún crea en ella.

Tú escribes mis letras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s