Miedo a los propios fantasmas

     Si tras estas líneas me lees distinta, espero que, al menos, no dejes de leerme de inmediato, que tengas compasión y me des algo de margen para comprender que cambié y que mis miedos se hicieron realidad.

     Y es que tras estas líneas quizá cambie, quizá pierda lo que me hace escribir, quizá mi bolígrafo ya no me quiera y hulla de entre mis dedos, como lo hace todo lo que amo.

     Y es que tengo miedo a perder mis fantasmas,

     miedo a perder lo que me impulsa a escribir,

     miedo a no encontrar palabras,

      miedo a no ser capaz de ver la tinta,

     miedo a que mi bolígrafo ya no escriba.

     Tengo miedo a entender que nunca serás mío,

     miedo a dejarte ir,

     miedo a vivir sin miedo,

     miedo a no saber vivir.

     Tengo miedo a dejar de sentir como siento,

     miedo a dejar de odiarme,

     miedo a dejar de amarte,

     miedo a no volver a ser yo.

     Porque mi miedo es que me saquen de la mente estas ideas absurdas de que la vida es sentimiento puro, bueno y malo.

     Porque mi miedo es que me de cuenta de que la felicidad se puede conseguir de verdad y de esta forma deje de vivir como vivo, deje de vivir en mi montaña rusa de emociones, esas que me hacen mirar a mi alrededor y llorar o reír de esta forma tan intensa que trato de mantener aunque ello me conlleve a los más extremos sentimientos.

     Porque mi miedo es que me abran los ojos y te vea allí y me vea aquí y no vea un nosotros ahí. Mi miedo es dejar de necesitarte de esta forma tan extraña que tengo de necesitarte.

     Porque mi miedo es aprender a vivir sin ti en ningún formato, de ninguna manera, mi miedo es perder esta parte de mí que sólo tú creas, para bien o para mal.

     Miedo al miedo de perderme de nuevo y perder lo que he aprendido, lo que he conseguido.

     Miedo al miedo de dejar atrás lo que me caracteriza, que quizá no sean estas manos, ni esta tinta, pero que reflejan lo que soy y como siento.

     Miedo al miedo de dejar de vivir con el corazón fuera del pecho para sentirlo todo más.

     Miedo al miedo de dejar de quemarme y empezar a congelarme.

     Miedo al miedo de dejar de odiarme por amarte,

…porque tú escribes mis letras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s