Por Sudan y otros muchos

Y que la vida se acaba,
y no es esa vida tuya o mía
de la que hablaba.
Es la vida en la Tierra,
que la eliminamos
sin darnos cuenta,
que nuestro ombligo importa más,
que no entendemos,
que una sola acción
puede afectar a toda una generación.
Que la vida es más que tú y yo,
que la vida no es un ombligo
sino cientos.
Que ayer perdimos una subespecie
y tú ni si quiera sabes
que ha muerto el último macho
de rinoceronte blanco
del norte.
Pero…, y, ¿a quién le importa
si está muy lejos de nuestros ombligos?
Si total…, ¿qué importa si Sudan
ha muerto o no si,
de momento al menos,
mi pequeño “mundito” propio sigue girando?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s